Redes sociales

redes socialesA la hora de realizar una búsqueda activa de empleo debemos tener muy en cuenta el papel que van a jugar las redes sociales.

Un 80% de los responsables de recursos humanos analiza la reputación online y los perfiles de los candidatos en los procesos de selección y un 49% de empresas utilizan las redes sociales como canal de reclutamiento en la actualidad.*

Las redes sociales pueden actuar de manera positiva o negativa  sobre nuestra selección, ello dependerá de nosotros. Es importante diferenciar entre las redes sociales personales y las redes sociales profesionales. Las primeras suelen servir para compartir información personal con amigos y amigas y familiares, mientras que las segundas desarrollan su función en el campo laboral. Si bien, las redes sociales personales también pueden tener su función en la búsqueda de empleo. Ambas funcionan de una manera bastante similar, te tienes que registrar para crear tu propio perfil con el que luego podrás interaccionar con otros usuarios y usuarias.

La privacidad es un punto muy importante al que tenemos que prestar atención en estas herramientas. Ambos tipos de redes, personales y profesionales,  tienen diferentes niveles de privacidad en nuestras publicaciones que podemos configurar, de manera que nuestro perfil, o parte de él, se muestre o no al resto de usuarios.

Cuando un reclutador busca nuestro nombre en internet, puede resultar interesante que se encuentre con nuestro perfil profesional abierto, con una ampliación de nuestro Curriculum Vitae, nuestro videocurriculum, etc. Sin embargo, si el uso que le damos a las redes sociales es más personal, a nivel lúdico, conviene cerrar al máximo la privacidad de la red social, de manera que sólo quienes nosotros queremos puedan acceder a él.  No parece muy adecuado que el reclutador visite nuestras fotos de vacaciones o del pasado fin de semana…

A continuación te mostraremos una serie de redes sociales y algunos consejos. No caigas en el error de intentar acceder a todas ellas de repente. Si todavía no usas ninguna, es mejor que te centres en alguna de ellas hasta que la conozcas en profundidad.

Una red social exige un papel activo y participativo en la misma, si te limitas a registrarte y dejar ahí tu curriculum vitae de una manera pasiva es muy posible que no obtengas los resultados esperados.

 

*Datos del  I informe Infoempleo sobre redes sociales y mercado de trabajo en España.